miércoles, 28 de diciembre de 2011

Esperando refuerzos

A esas noches de desazón, inexplicablemente, le siguen alguna que otra de cuasi euforia. Entonces se puede entrever lo que hay que hacer -o lo que nos espera- de la misma forma que se adivina el paisaje tras los árboles que se disponen a la vera de un tren que acelera. Generalmente, esa euforia suele estar rematada por amaneceres de sonrisa capciosa y certezas de cotillón.

La Maga no está triste ni cansada, sólo desorientada. Las guías que le dieron parecen no servir. No hay lógica que explique por qué nada funciona como le aseguraron que sería. Azorada, practica su alquimia sin resultados: todo vale, nada importa; mentira la verdad. Y en medio de lo que parece un naufragio de teorías, se pregunta cuándo llega el refuerzo.


En estas esporádicas madrugadas de futil optimismo, me pregunto si no será que cada noche, al amparo de las sombras, mi refuerzo me espera preguntándose cuándo llegará la magia que necesita para continuar.

4 Conejos de la galera:

Anónimo dijo...

Si bien la felicidad no es algo tangible que se pueda adquirir en alguna tienda comercial, tampoco es algo innato al ser humano, no nos llega por don Divino, no podemos sentarnos a esperar ese estado en el cual nos puede ir según nuestro deseo o voluntad parafraseando a un filosofo Alemán, La felicidad es mas bien algo que buscamos en el mundo exterior aunque muchas veces no la encontremos y también la felicidad es algo en lo mas recóndito de nuestra propia mente, mas que sentirnos felices es un estado del ser humano que conlleva su plenitud en si mismo y con los demás..
La vida como se nos presenta esta llena de momentos malos que son muchos y vos bien sabrás de eso maga, momentos neutros que no nos afectan y momentos felices que son los menos. Podemos encontrar regocijo en una foto, en un acto de la naturaleza, en otro ser humano y esto último es tal vez por lo cual gira el mundo, por lo cual se han llevado adelante guerras y epopeyas titánicas, por lo que muchas veces nosotros mismos como personas hemos hecho locuras jamás pensadas.
Tanto el hombre como la mujer buscan complementarse el uno al otro, desde nuestras cunas ya vamos sintiendo un amor diferente por la madre y por el padre, nos damos cuenta que son dos entidades completamente diferentes y suele ocurrir que buscamos mas afecto en el sexo opuesto así los varones se apegan mas a la madre y las nenas al padre,
Cuando llega a nuestro universo (universo porque es todo para nosotros) ese ser que calza justo en nuestro mundo interno y en nuestro mundo exterior sentimos que Dios o la suerte esta con nosotros, se funde el mismo sentimiento y las mismas sensaciones, la misma felicidad en dos personas que en el total de la suma se transforman ambas en una sola.
Maga abre tu corazón, tu mente y trata de ver en el mundo exterior lo que se te presenta, no te cierres en tu interior buscando respuestas que no vas a encontrar o felicidad que nunca va a llegar. Deja pasar el pasado, abre tu razón y tu vida a nuevas oportunidades, Prueba lo que te da la vida, eso si siempre en cada cosa nueva que se intenta antes de llegar a la felicidad completa siempre hay una cuota de sufrimiento, Arriésgate maga, ábrete a nuevas experiencias, vos tenes la fuerza para hacerlo, no te dejes vencer nunca.

La Maga dijo...

Quién serás Anónimo...? Casi puedo escucharte al leerte! La Maga no se da por vencida, aunque le hayan dado un tenedor para tomar sopa. Son sólo momentos de debilidad que la hacen tastabillar, porque arriesga y pierde, porque cree y le mienten, porque ofrece y le desprecian. Pero La Maga tiene más fuerza que yo: espera que se le haga cascarita y sigue adelante. Yo ya no creo (tengo sólo dos mejillas), es La Maga quien me empuja.
Gracias por tus palabras, por el tiempo para teclearlas y especialmente por la calidez de toda la entrada!

Luna dijo...

Qué interesante tanto la entrada como ambos comentarios, no sé la maga pero sé que muchas veces no es tanto la oposición interna que tenés a ser feliz, sino que humanamente fuiste cread@ para depender, desde niños lo somos y cuando llega la adultez y te dejan sol@ a tu suerte, es cuando más necesitamos refuerzos porque aunque es parte de crecer aprender a enfrentarte por vos mismo al mundo; también hay momentos en que requerimos de una mano franca que se extienda. No para siempre, es solo ese breve momento en que ya no podés seguir, que no te queda fuerzas y solo requerís un refuerzo...

Mucho pedir a la vida? mucho pedir al resto de seres humanos? que si me extendés tu mano hoy, tendrás mi mano mañana.

Saludos, maga, linda entrada. Si no te leo antes, FELIZ AÑO! ;)

La Maga dijo...

Me encantó esa frase: "que si me extendés tu mano hoy, tendrás mi mano mañana".
Excelente 2012! Y mil gracias por tus palabras!

Publicar un comentario

Gracias por detenerte a leer. Gracias por tu tiempo y tus palabras. Bienvenido seas siempre!

Se ha producido un error en este gadget.