lunes, 2 de enero de 2012

Veinte doce

Se fue un año que me demostró que tengo un corazón fuerte, a prueba de zorras, hipócritas y adictos a la estupidez. De alguna manera, fue un largo duelo: deliberadamente tomé distancia y corté lazos (algunos ni siquiera los amarré). Al comienzo lento y desganado, le siguió una monotonía sin expectativas, un let it be en su quintaesencia. Es curioso cómo a veces la nada puede resultar tan necesaria y productiva. Salirse del papel protagónico sirve para cambiar la perspectiva y ver la escena sin las luces que encandilan. I'd rather not fue una constante (sobre todo porque para poder llegar, primero hay que saber a dónde se quiere ir) hasta que el pequeño sismo me movió el piso y las ideas, y me despabiló.  Ese leve roce de su mundo y el mío me recordó por dónde venía y hacia dónde iba, y aunque hoy sólo me duele si me acuerdo, no puedo menos que estarle agradecida, por enfrentarme con mi cara oculta y obligarme a redefinirme. El año terminó con un par certezas y miles de dudas orbitando alrededor. Las resoluciones se resumen en una palabra: retomar (todo aquello que el miedo o la desazón hicieron abandonar). El resto... habrá que ver si los Mayas tenían razón!


Mi única resolución es que no se te acabe la magia. Y ojalá estés a la altura de las expectativas. Las tuyas.

4 Conejos de la galera:

Míkel F. Deltoya dijo...

Saludos Maga, he dado por casualidad a este sitio, me ha llamado la atención. Constantemente lo estaré hojeando. Me alegra bastante que hayas sido testigo del propio corazón fuerte que te cargas.

Letras para ti

La Maga dijo...

Gracias gracias gracias. Me sorprende a mí misma... Siempre bienvenido ^_^

Anónimo dijo...

Maga es tan difícil olvidar cuando amaste de verdad y a la ves te hicieron sufrir de verdad. Desdicha cruel de un destino hipócrita que por lo que leo te lleno de ilusiones y al mismo tiempo inundo tu corazón de odio, pero no te pongas mal que cada uno tiene en la vida lo que se merece. No guardes odio ni rencor que mas odio vas a encontrar. Este nuevo año que sea de felicidad y amor en tu vida y que toda rencilla del pasado quede sepultada por ese mismo pasado,
Antes de ser un dragón hay que sufrir como hormiga dice un proverbio chino, ¿será tal ves este tu año? Lo mejor que podes hacer es ponerle ganas y pensar que así será, como decís vos misma a retomar todo lo que habías dejado y las dudas que se pierdan en el olvido de tu mente, que la magia no deje nunca de brillar en tu alma.
Que sea un excelente año para vos
FELIZ 2012

La Maga dijo...

Awwww mi estimado anónimo... esas palabras me llenan el alma. Gracias gracias gracias!! Las tendré presente a lo largo del año, cada vez que una nube cruce mi cielo. Dije gracias? Gracias :-)

Publicar un comentario

Gracias por detenerte a leer. Gracias por tu tiempo y tus palabras. Bienvenido seas siempre!

Se ha producido un error en este gadget.