martes, 20 de diciembre de 2011

Espejismo real

Con un persistente latido en la sien que intentó desoir, La Maga se percató de reojo de su presencia y simuló no captar las palabras balbuceadas, a medio camino entre disculpa e intimidación. Logró no sólo ignorarlo sino -lo más importante, y de alguna manera inexplicable- hacerle notar, casi palpar, esa actitud.


Tal vez mi percepción alterada por el esfuerzo distorsionó lo que comprendía, pero podría jurar que por un segundo tuve la certeza de que toda referencia posterior venía dirigida a mí.

A vos? Si vos estabas a un millón de años luz, atenta a otros clichès! Ay Maga, Maga! Ya quisieras vos...

1 Conejos de la galera:

Anónimo dijo...

Los espejismos engañan la percepción de nuestros sentidos, es como perseguir los sueños que nos llenaron en alguna oportunidad el alma de regocijos; una imagen intangible de lo que una vez fue y no sabemos si volverá a ser. Es mejor perseguir la realidad tan dolorosa y cruel como se nos presenta y tener la certeza que no es un espejismo, es la cruda verdad

Publicar un comentario

Gracias por detenerte a leer. Gracias por tu tiempo y tus palabras. Bienvenido seas siempre!

Se ha producido un error en este gadget.