viernes, 6 de enero de 2012

Inspiración vertical

Quejarse de las desdichas amorosas no es lo único que hace La Maga (aunque tal vez sí lo más frecuente, total aún es gratis). Un tal Maurice Donnay alguna vez dijo que en el amor, las únicas cosas que interesan son la conquista y la ruptura: todo lo demás es relleno. Tal vez sea porque en esos momentos se mueven placas tectónicas en nuestro interior que de algún modo nos transforma. En el caso de La Maga, cada comienzo y cada culminación viene rodeado de un halo de inspiración ecléctica: nunca se sabe qué puede surgir o en qué momento.

Estas cosas siempre pasan en primavera: eran las siete de la mañana, hacía seis horas que hablábamos. Mientras él iba a comprar cigarrillos, yo simplemente me dedicaba a esperarlo repasando la charla, con su voz en mi cabeza... y de repente surgió esto, que fue garabateado en la parte de atrás de un volante (lo primero que encontré tanteando en la penumbra), sin pensarlo demasiado. No sé por qué en otro idioma, casi como un oxímoron: algo sobre él en inglés.

They met across a crowded room
and their souls touched
from the very first word.
She proudly made a point
-one of those that came and go-
He humbly took a counter view
-as hard as any mortal could-

Darts of meaning.
Elusive words.
Gut feelings.
Infatuation.

She closed the door.
He waited behind.
Intangible came a want.
An urge, a taste of too little.
He called at the door.
She left it ajar.
He stepped in.
She took his hand.

They both stepped out
to the real world
bricking out the crowd
bulding in their nest.

Imagino que le hubiera gustado leerlo, Maga. Recuerdo que te preguntó en un par de oportunidades por tus escritos. Espero que esto no sea un retroceso: el destinatario quedó en el andén y vos emprendiste un viaje para reencontrarte con vos.

3 Conejos de la galera:

Anónimo dijo...

Muy lindo maga. Es curioso como determinados momentos en nuestras vidas hacen nacer en nosotros los sentimientos más nobles y puros que pueden haber, emociones que tal vez ni nosotros mismo sabíamos que estaban ahí
Afortunado el varón que te inspiro es escribir esto y afortunada la dicha de encontrarte a vos en su camino.
Besos

La Maga dijo...

Ahhh... esa última frase me gustó tanto que me dieron ganas de ceerla :-)

Anónimo dijo...

:-) Gracias por tomar tan bien los comentarios que dejo en tu block. Espero siga esa inspiración y pronto nos regales algún otro poema o escritos de tu autoría. Que aparezca ese ser inspirador y haga latir mas fuerte tu sufrido corazoncito.

Publicar un comentario

Gracias por detenerte a leer. Gracias por tu tiempo y tus palabras. Bienvenido seas siempre!

Se ha producido un error en este gadget.