jueves, 24 de enero de 2013

Tenemos que hablar

"Lo charlamos?" es el equivalente del temible "tenemos que hablar". Es un trámite. Es simplemente poner negro sobre blanco lo que ya sabemos: no he salido favorecida en esta selección. Incluso antes de las evidencias, ya lo sabía yo; pero (siempre un pero salvador) dicen que la esperanza es lo último que se pierde. O la ceguera. O la necedad. Después ha sido como mirar a través de un espejo y descubrir otra dimensión donde se cumple todo lo deseado, sólo que no soy yo. Todas mis reflexiones terminan con el mismo corolario: simplemente no me quiere (al menos no como lo hago yo, o no como lo espero, sino de alguna novedosa y extraña forma).
"Lo charlamos" y tal vez eso sea lo que nos hace falta para aflojar esta tensión de espera vana. Saber que no, lo pone en el pasado, cierra la puerta y me deja prácticamente donde estaba al comienzo -salvo por los escombros-. Pero es bueno, porque ya no voy a recrear diálogos posibles, ni voy a fantasear sobre lo que hace con alguien más. Si lo charlamos, me ubica definitivamente en el lugar que me corresponde. Y no hay espacio para reclamos, porque no hubo promesas, sólo dudas con las que me arrastró.
Desde luego, no es lo mismo que siempre: aquí no hubo traición que me permita convertir este prematuro amor en un saludable odio. Su única irresponsabilidad fue llevarme de vuelta diez años atrás y despertar algo que luego rechazó. Nos dijimos tantas cosas! Pero a pesar de lo triste del resultado, no puedo reprochar nada: al menos se conservan intactos instantes mágicos como fotografías. Olvidar es imposible, pero ojos que no ven, ayudan al tiempo a hacer su trabajo.


Mi querida Maga, es demasiado pronto para saberlo, pero seguramente hay una valiosa lección en todo esto... 
Si es que aquí terminó.

3 Conejos de la galera:

Luna dijo...

Ay... :(

"Si lo charlamos, me ubica definitivamente en el lugar que me corresponde." Cierto. Me parece que cuando estás volando hablar pasa a ser secundario, a los que nos gusta volar preferimos el silencio del vuelo antes que tantas palabras que nos anclan a la realidad. Qué si bueno o malo? No lo sé, pero si se trata de verle lo positivo, si no van a volar conmigo, mejor quedarnos en tierra los dos, al menos así me queda la posibilidad de alejarme por otro camino.

Besote, maga querida.

La Maga dijo...

Cuánta razón, Luna!! "Si no saben volar... conmigo pierden el tiempo!" diría Girondo :-)

Luna dijo...

Exacto.... Sabio Girondo ay.

Publicar un comentario

Gracias por detenerte a leer. Gracias por tu tiempo y tus palabras. Bienvenido seas siempre!

Se ha producido un error en este gadget.