miércoles, 2 de mayo de 2012

Otro ayer

Sabías? Cada tanto, el tiempo se da vuelta, nos ve con cara de desconcertados y se apiada de nosotros: nos hace un guiño, o se inclina y nos cuenta un secreto.


La Maga se pegó una vuelta por esquinas insospechadas, se metió por calles vírgenes, y volvió a mirar su época de aprendiz pero con otros ojos, más gastados -y tal vez por eso, menos severos-. Confirmó lo increíblemente poderoso que es el tiempo y de una vez, entendió cabalmente lo fútil de preocuparse por nimiedades que se pierden en la inmensidad. 

El hechizo aún no se rompió, pero se soltaron un par de amarras... cada tanto sucede.

2 Conejos de la galera:

Luna dijo...

Hmmm... Inmediatamente me transporté a un lugar, en realidad a varios, no tan vírgenes pero llenos de recuerdos y tenés razón, el tiempo les da nuevas interpretaciones y apreciaciones a los mismos espacios. De repente te das cuenta que no han cambiado tanto pero vos sí.
Hermosa entrada.

Ricardo Díaz dijo...

Déjame decirte que tu mezclas filosofía con magia, eso es lo que sos una filósofa mágica. Escribes muy pero muy bueno, me quito el sombrero.

Publicar un comentario

Gracias por detenerte a leer. Gracias por tu tiempo y tus palabras. Bienvenido seas siempre!

Se ha producido un error en este gadget.